Toldos
 
 
 
 
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   

El toldo ha dejado de ser un artículo exclusivamente decorativo para convertirse en un componente necesario en la vivienda, oficina, local de negocio, jardín o terraza y todas aquellas zonas que quieran preservarse del exceso de luz y calor.

Punto Recto

Es el sistema mas clásico, ideal para proteger del sol a ventanas y balcones pequeños. Tiene una sujeción frontal al techo y se fija sobre las dos paredes laterales mediante dos brazos de tensión que va desde el extremo de la lona hasta las puntas de anclaje en la pared.

 
 

Stor

Es un modelo apropiado para fachadas con terraza. Está provisto de una barra horizontal en el extremo inferior de la lona, que se sujeta en el techo y se desliza hacia la barandilla, sujetándose a ésta con unos brazos abatibles de aluminio.

 

Verticales Cortaviento

Son ideales para proteger un espacio de las inclemencias del viento. Se instala en vertical al hueco que se quiere cubrir. Se puede dejar pasar luz incorporando ventanas en lona plastificada a la lona principal.

Brazos Invisibles

Es el toldo más demandado en la actualidad. Su sistema de brazos en aluminio, permanecen ocultos bajo el toldo tanto desplegado como plegado, favoreciendo el poder circular bajo él sin ningun obstáculo.

   

Horizontales

Es un toldo ideal para crear espacios de auténtico confort en terrazas y jardines. Son grandes toldos horizontales, que se despliegan sobre una estructura metálica fijada a la fachada o al suelo.Con sus tres opciones de instalación: a pared, glorieta y entre paredes, el toldo plano Horizont se convierte en el modelo para exteriores más versátil, resistente y elegante. Este producto tiene dos versiónes, pudiendo ser motorizado o manual.